Bambino

Tobillos y pies hinchados en el embarazo: cómo prevenirlos y aliviarlos

El edema es una hinchazón producida por el exceso de líquido en los tejidos, uno de los problemas circulatorios más comunes, que afecta aproximadamente al 75 por ciento de las mujeres embarazadas.

El aumento de volumen sanguíneo y los cambios en sus propiedades también hacen que se acumule líquido en los tejidos. Esto llevará a los primeros indicios de edema y los más habituales son la hinchazón de tobillos y pies, aunque también pueden verse afectados las manos y el rostro.

De pronto, miramos hacia abajo y notamos que los pies aumentaron de tamaño, desaparecieron los tobillos y hemos de aumentar la talla del calzado. Incluso, este síntoma puede ir acompañado de molestos calambres. Cuanta más libertad demos al pie y a las piernas, con prendas amplias y flexibles, mejor para la circulación.

Si tienes los tobillos y pies hinchados en el embarazo, te sugerimos seis sencillos ejercicios para reducir sus molestias y para prevenirlas.

Lee más de esto en bebesymas.com